Volver

Portada » Profesionales » Profesionales » VOLVO PENTA: UN SIGLO DE CREACIÓN

VOLVO PENTA: UN SIGLO DE CREACIÓN

Yate nº 488

ComentarEnviar a un amigoImprimir Textos  Germán De Soler 

1. Introducción2. Más información

cerrarEnviar este artículo a un amigo:

Datos de tu amigo:

Tus datos (para poder indicar quién se lo manda):

El emblemático fabricante sueco de motores cumple 100 años. En este tiempo Volvo Penta ha realizado algunas de las aportaciones más revolucionarias de la historia de la navegación de recreo.

Lo que hoy en día conocemos como Volvo Penta nació hace cien años como consecuencia de una avería de motor. Un día de 1907 los ingenieros Fritz Egnell y Edvard Hubendick toparon con un motor problemático y decidieron diseñar uno mejor ellos mismos. El mismo año estaba listo el primer motor Penta, de un solo cilindro y tres caballos de potencia. Dos años más tarde, en 1909, se habían vendido 20 unidades y se ampliaba la gama a dos, tres y cuatro cilindros, todos trabajando a las mismas 800 revoluciones por minuto. Cuando en 1919 la compañía cambió su nombre por el de Pentaverken, se habían entregado 3.269 motores. Pero el primer avance importante para Penta no tuvo lugar hasta después de la depresión que siguió a la Primera Guerra Mundial. En 1922 Penta presentó el fueraborda U2, un eficiente, fiable y prácticamente indestructible motor de dos cilindros y dos marchas del que ya el primer año se vendieron 400. Hoy en día, Volvo Penta todavía recibe solicitudes de pedido de piezas de repuesto para este motor.
Dos años más tarde, Pentaverken recibió el primer encargo de AB Volvo, un nuevo fabricante de automóviles de Goteborg que, dos años más tarde equipaba su primer vehículo con un motor de 1,9 litros, cuatro cilindros y 28 caballos. En 1935, la firma de motores marinos Pentaverken fue adquirida por Volvo.
Desde entonces y hasta 1965 -fecha en que pasó a denominarse Volvo Penta, tal como la conocemos en la actualidad- el fabricante de motores Pentaverken sería conocido como AB Penta. En 1946 produjo el primer diesel con los cilindros en línea y en 1949, Harald Wiklund se convirtió en el director ejecutivo de AB Penta, iniciando una nueva era de desarrollo industrial que vio cómo se quintuplicaba la producción, se lanzaba el primer motor diesel industrial, las primeras series de motores diesel con turbocompresor en 1954, el primer motor marino con enfriador intermedio y, en 1958, el primer MD, el motor diesel de inyección más pequeño del mercado con inversor hasta ese momento. Pero el avance que realmente significó una ruptura con todo lo precedente fue la transmisión Aquamatic.

ACUAMATIC, LA INNOVACIÓN NÁUTICA MÁS IMPORTANTE DE LA HISTORIA
Muchos consideran el sistema de propulsión Aquamatic como la innovación de mayor y singular importancia del mundo náutico en todo el siglo. El sistema puede encontrarse en las embarcaciones de todo el mundo y ha sido profusamente copiado por otros fabricantes.No obstante, el Aquamatic estuvo muy cerca de no hacerse nunca realidad.
La idea nació en 1953 en el lago X, en Florida, centro de pruebas de los motores fueraborda de EE.UU.El ingeniero naval y conductor de pruebas Jim Wynne consideraba los motores fueraborda más grandes demasiado voluminosos y creía que las prestaciones dejaban bastante de desear. Hasta 1958 se fue formando gradualmente en la mente de Jim otra solución: quería crear otro motor que fuera ubicado en popa, dentro del casco, pero que al mismo tiempo pudiera ofrecer las ventajas del fueraborda, especialmente en lo referente al mecanismo de maniobra y la caja de cambios. También estaba convencido de que un motor de cuatro cilindros podía funcionar mejor que uno de dos. Para su primer montaje Wayne escogió el motor de gasolina de cuatro cilindros con 70 caballos de Penta denominado BB70, fabricado en el antiguo bloque B16.Al no encontrar interés en su idea decidió ponerla en práctica en su propio garaje. La conducción de prueba puso de manifiesto que la idea funcionaba en la práctica y la velocidad alcanzada fue de unos 20 a 25 nudos. Desgraciadamente, sólo funcionó durante cinco minutos, pero funcionó. Corría el mes de marzo de 1958. A principios de agosto del mismo año Wynne y el danés Ole Botved, en un Coronet de 6,7 metros con motores gemelos de 50 caballos planificaban la primera travesía del Atlántico en un barco con fuerabordas, cosa que lograron en 11 días desde Copenhague a Nueva York. Durante las preparaciones en Dinamarca,Wynne presentó su idea a Harald Wiklund,presidente de AB Penta y a los dos días se firmó un contrato. El Aquamatic se salvaguardaba para la posteridad. Los ingenieros de AB Penta Nils Hansson y Abdon Bergstedt se encargaron de convertir lo que no era más que un boceto en un diseño apto para iniciarse la producción, cuyo primer modelo completo se realizó en madera. El primer modelo fue presentado en el Salón Náutico de Nueva York a principios de enero de 1959. Resultó un éxito inmediato. Se vendieron unos 100 motores y más tarde, en primavera, Jim Wynne llevó a Volvo Penta y Aquamatic a las primeras posiciones en varias competiciones de motonáutica celebradas en EE.UU. Con este éxito sin precedentes, le mercado americano se convirtió en uno de los más importantes para Penta.

NACIMIENTO DE LA TRANSMISIÓN SAILDRIVE
Tras este éxito y la apertura del mercado americano, en 1965 AB Penta pasó a denominarse Volvo Penta y abrió sucursales en Inglaterra, Alemania e Italia, coincidiendo con la presentación del primer motor diesel de la serie 100. El siguiente paso fue la presentación en 1971 del sistema de transmisión Saildrive, un sistema cuestionado por su competencia pero que hoy en día es la solución estándar para embarcaciones de vela de hasta 15 metros cuyos propietarios lo valoran por su fiabilidad, bajo nivel de ruido y por facilitar las revisiones y la instalación. 1974 fue el año de la formación de Volvo Penta en EE.UU. donde dos años más tarde erigió una factoría en Virginia para convertir los motores V8 de gasolina para aplicaciones marinas. Tras diferentes avances,como la presentación de la serie 40 de seis cilindros de precombustión diesel y la serie 30 de cuatro cilindros, en 1982 Volvo Penta protagonizó otro de los grandes saltos de la industria: las hélices Duoprop.

DUOPROP: LAS HÉLICES DOBLES
Cuando se introdujo el Aquamatic de Volvo Penta a principios de los 60, la potencia máxima del motor era de unos 100 caballos. Una década más tarde, era más del doble lo que suponía un par enorme para una hélice normal. La idea de las hélices dobles contrarrotatorias no era nueva. Durante la Segunda Guerra Mundial ya se desarrolló un sistema con hélices dobles para torpedos con la finalidad de que mantuvieran la trayectoria. Sin ser un sistema nuevo la clave del éxito de Volvo Penta fue lograr el debido equilibrio entre las hélices. Utilizando su experiencia, programas de cálculo avanzados por aquel entonces y pruebas particularmente complejas, Volvo Penta consiguió que sus hélices dobles contrarrotatorias administraran de forma airosa la potencia del motor haciendo más fácil mantener la embarcación en su rumbo, planear a velocidades más bajas y disfrutar de un mejor agarre en los giros. Hoy día, Duoprop es la solución de hélices más corriente para planeadoras, dentro de las embarcaciones de recreo de entre aproximadamente 7,5 y 13,5 metros.

1. Introducción2. Más información

Puntúa el artículo
- Puntuación media 3/5 (126 votos)




Para identificar tus comentarios regístrate o accede si ya eres usuario.

Aviso legal - Acerca de - Contacto - Política de privacidad - Mapa Web - MC Ediciones - Passeig Sant Gervasi, 16-20 08022 - BARCELONA