Volver

Portada » Regatas » Regatas » Volvo Ocean Race 2008-2009: Récord y victoria de Ericsson 4

Etiquetas

2008   2009   Ericsson 4   record   regata   VELA   Volvo Ocean Race  

Volvo Ocean Race 2008-2009: Récord y victoria de Ericsson 4

Yate nº 507

ComentarEnviar a un amigoImprimir Textos  E. Díaz 

1. Volvo Ocean Race 2008-2009

cerrarEnviar este artículo a un amigo:

Datos de tu amigo:

Tus datos (para poder indicar quién se lo manda):

Ericsson 4 se quedó con la primera etapa de la Volvo Ocean Race. El barco de Torben Grael superó por casi doce horas al americano Puma tras un verdadero match race desde la meta volante de Fernando de Noronha hasta Ciudad del Cabo. En una semana de locura para las tripulaciones, con vientos de 50 nudos y olas de seis metros, el velero sueco diseñado por Juan Kouyoumdjián batió el récord de distancia recorrida en 24 horas: navegó 602,66 millas a un promedio de 25 nudos con velocidades punta de más de 30 nudos.

A las 05:54 hora de Greenwich del domingo 2 de noviembre, el barco sueco Ericsson 4 cruzó la línea de llegada en Ciudad del Cabo para adjudicarse la primera etapa de la Volvo Ocean Race. Independientemente de la importancia que tendrán estos ocho puntos en la clasificación final, hubo dos momentos en la travesía AlicanteCiudad del Cabo, que quedarán para siempre grabados en la memoria de los tripulantes liderados por el brasileño Torben Grael. El primero fue cuando tuvieron que acercarse a San Antón, la isla más occidental del archipiélago de Cabo Verde, para desembarcar al timonel Tony Mutter que fue trasladado por un pesquero a tierra con una grave infección en la rodilla. El segundo, el más dulce, se produjo entre el 28 y el 29 de octubre cuando navegaron 602,66 millas en 24 horas a un promedio de 25 nudos y con planeadas en las que superaron largamente los 30 nudos. “Fue un poco de locos-confesó el tripulante uruguayo del Ericsson 4 Horacio Carabelli al llegar al puerto sudafricano. Fue como conducir un coche a alta velocidad en una noche cerrada y sin faros. Era imposible ver por donde venían las olas”. La explicación se refuerza cuando se tiene en cuenta la situación meteorológica, con vientos de 50 nudos, chubascos incesantes y olas de seis metros de altura. La organización de la Volvo Ocean Race dispuso, para esta primera etapa de 6.500 millas, una meta volante entre la isla de Fernando de Noronha y la costa continental brasileña. Más allá de los puntos adicionales que otorgaba, el paso de esta puerta sirvió para darle a los navegantes la bienvenida a un nuevo mar y con ello a una regata totalmente distinta a la que venían disputando hasta entonces. Las tripulaciones pasaron de lucir bañadores y torsos desnudos a trajes de agua oceánicos en menos de 24 horas. Los baños de agua salada, que en la primera parte eran con cubos en cubierta, en la segunda eran producto de los rociones que barrían la cubierta de proa a popa y hasta el interior cuando las crestas rompían en la aleta. Las dos semanas de la primera parte se transformaron en escasos ocho días de la segunda y de los Doldrums del Ecuador, con temperaturas de 30 grados, se pasó a un mar arbolado propio de la escala 7 de Douglas y la fuerza 9 de Beaufort que reinaba al sur del anticiclón de Santa Elena. De la primera mitad de la etapa quedan pocos hechos destacables.

La rotura del sistema de gobierno del Telefónica Azul, que trajo los peores recuerdos de la pasada edición; la ya mencionada evacuación de Tony Mutter en el primer barco del equipo Ericsson que lo obligó a continuar con un tripulante menos el resto de la travesía; y la victoria de Green Dragon, seguido de Ericsson 4, Puma, Ericsson 3 que cambiará de quilla a partir de la segunda etapa para evitar seguir siendo penalizado, Telefónica Azul, Delta Lloyd y Russia, que dejó circunstancialmente cuatro líderes en la competición: Telefónica Azul, Puma, Ericsson 4 y el propio Green Dragon. De Fernando de Noronha a la República Sudafricana fue otra historia. Con las condiciones típicas de una vuelta al mundo tradicional cada diseño se fue ubicando lenta, pero firmemente, en su lugar. Ericsson 4 y Puma protagonizaron un memorable match race de seis días en la cabeza de la flota. Los del velero americano demostraron que por embarcación y conocimientos son los únicos que pueden darle batalla a los diseños de Kouyoumdjián en situaciones duras. Un poco más atrás, Ericsson 3 y Green Dragon lucharon por el tercer puesto que se decantó por tres horas y cuatro minutos a favor de los suecos. Telefónica Azul fue quinto tras la remontada que lo llevó a superar a Delta Lloyd, que navega con un barco de primera generación (es el viejo ABN Amro, también diseño del argentino Kouyoumdjián y viejo poseedor del récord de 24 horas con 563 millas), al semiprofesional Team Russia, que cuenta con el español Guillermo Altadill como único regatista de renombre, y a su colega Telefónica Negro, que para no ser menos que su compañero de equipo también sufrió graves desperfectos: rompió el timón de estribor y parte de una orza cuando pinchó una ola, aunque nada de ello impidió que llegara a meta habiendo navegado gran parte de las últimas mil millas con un timón de fortuna.l

CLASIFICACIÓN


1-Ericsson 4, Torben Grael. 14 puntos.
2-Puma Racing Team, Ken Read. 13 puntos.
3-Green Dragon Team, Ian Walker. 11 puntos.
4-Telefónica Azul, Íker Martinez. 10 puntos.
5-Telefónica Negro, Fernando Echávarri. 7 puntos.
6-Ericsson 3, Ander Lewander. 5 puntos (con una penalización de un punto en las regatas costeras y metas volantes, y dos en las etapas).
7-Delta Lloyd, Ger O’Rourke. 4 puntos.
8-Team Russia, Andreas Hanakamp. 4 puntos.

1. Volvo Ocean Race 2008-2009

Puntúa el artículo
- Puntuación media 3/5 (203 votos)




Para identificar tus comentarios regístrate o accede si ya eres usuario.

Aviso legal - Acerca de - Contacto - Política de privacidad - Mapa Web - MC Ediciones - Passeig Sant Gervasi, 16-20 08022 - BARCELONA