Volver

Portada » Tecnología » Tecnología » Sail Drive: La alternativa en vela

Sail Drive: La alternativa en vela

Yate nº 506

ComentarEnviar a un amigoImprimir Textos  Miquel Mallafré 

cerrarEnviar este artículo a un amigo:

Datos de tu amigo:

Tus datos (para poder indicar quién se lo manda):

  1. Transmisión Sail Drive
  2. A favor del eje
  3. La opinión de los expertos

Las transmisiones “S” o Sail Drive son la alternativa a los ejes convencionales, generalmente empleadas en los yates propulsados a vela. En este artículo se repasan las cualidades de cada uno de estos dos sistemas.

El empleo de las transmisiones Sail Drive, también denominadas transmisiones en S, está directamente reservado a las embarcaciones de recreo propulsadas a vela, pero tiene su origen en las embarcaciones de recreo a motor. Fue el piloto de regatas Jim Wynne (1929-1990) quien inventó las colas dentrofueraborda. Wynne trabajaba a mediados de los años 50 para Mercury y ofreció la idea a la compañía, pero al entonces presidente de la misma, Carl Kiekhaefer, no le pareció que el asunto fuera muy interesante y lo desestimó. Entonces Wyne lo ofreció a Volvo que le recibió con los brazos abiertos e inició la producción de las colas Aquamatic. Volvo presentó el primer dentrofueraborda de recreo en el Salón Náutico de Nueva York, en enero de 1959.
El motor y transmisión Sail Drive forman un conjunto compacto.
Aclaramos lo de recreo porque soluciones en forma de Z ya las hubo con anterioridad, aplicadas a prototipos de competición con distinto éxito y también distintos intentos de comercialización, uno de ellos por parte de la marca estadounidense Johnson en 1930, antes de ser absorbida por Evinrude en 1935. Mercury inició la comercialización de este tipo de transmisiones en 1961 bajo la denominación Mercruiser. La mayoría de historiadores náuticos coinciden en atribuir a Wynne la incorporación de las colas al mundo de la náutica y en considerar que esta ha sido la mayor aportación a la náutica de recreo de todos los tiempos, por encima incluso de la construcción en fibra de vidrio, proceso que fue mucho más largo y complicado. El éxito de este tipo de transmisiones llevó a Volvo a desarrollar una transmisión parecida para su aplicación en veleros y sacó al mercado los primeros modelos Sail Drive en 1971.

¿Qué es el Sail Drive?


El Sail Drive es una transmisión que tiene un engranaje a la salida del cigüeñal de un motor interior, engranaje que se conecta a un eje vertical que desciende atravesando el casco hasta un eje horizontal donde se sitúa la hélice. A diferencia de las colas dentrofueraborda, se trata de una transmisión fija, de modo que el yate se gobierna con un timón convencional y no por la orientación de la hélice. La propia estructura de la transmisión la hace adecuada para embarcaciones de eslora mediana, rara vez por encima de los 15 metros de eslora. Los conjuntos Sail Drive suelen estar formados por un motor interior diésel y una transmisión en S, de manera que los fabricantes pueden utilizar una misma transmisión para varios motores, con una determinada gama de potencias. Por ejemplo, Volvo utiliza su transmisión 130 S en los motores D1-13, D1-20, D1-30, D2-40 y D2-55, con potencias que van desde los 11,8 a los 53 caballos, y reserva su transmisión 150 S para el motor de 72 caballos. La transmisión Sail Drive cuenta con una estructura vertical, bulonada en su alojamiento, totalmente estanco, de modo que no deja pasar agua al interior del casco. La idea que acompaña este tipo de equipos es la de simplificar el montaje del conjunto que forman el motor y la transmisión, de modo que, tomando las medidas adecuadas, no es necesario proceder a ningún tipo de alineación de ejes, montar arbotantes, tomas de agua para la refrigeración, ánodos y otros apéndices sumergidos, pues la propia transmisión dispone de todo ello. Esto significa un menor tiempo de montaje del equipo propulsor en el astillero. Las transmisiones en S pueden montar distintas reducciones, según sea la tipología del yate, montar hélices diferentes y también con distintos sentidos de giro, lo cual permite su instalación en catamaranes de modo que una de las hélices sea dextrógira y la otra levógira.

A favor del Sail Drive


Los adeptos a la utilización del sistema Sail Drive cuentan como virtudes la total estanquidad del conjunto, sin más llaves de paso que las que montaría un motor por eje, así como la menor presencia de vibraciones a bordo, como consecuencia de la integración del conjunto que sustituye el largo eje de las transmisiones convencionales. También valoran positivamente que el empuje de la hélice se efectúa de modo horizontal, paralelo a la superficie del agua, en lugar de abajo a arriba, que es lo que sucede con los ejes. Esta valoración se puede comparar con la que experimentan los yates a motor propulsados por ejes, de una parte, o con Zdrives, Zeus o IPS por otra, claramente favorable en rendimiento a estas últimas. El aspecto de la ubicación de la hélice también influye favorablemente en los cabeceos, pues al estar más cerca del centro del barco difícilmente girará cerca de la superficie o fuera del agua en caso de mal tiempo. En el astillero es más fácil montar una transmisión en S que alinear bien el eje, de manera que se invierten menos horas en este proceso. En algunas de las primeras transmisiones era necesario sacar el barco del agua para efectuar el cambio de aceite, pero en la actualidad esta operación se puede efectuar desde dentro del yate. También hay transmisiones totalmente estancas, que podrían romperse sin que entrase agua al yate.

Algunas personas creen que el Sail Drive hipoteca la ubicación del motor, siempre a proa de la transmisión, en comparación con la transmisión por eje, que admite colocar el motor delante del eje, de manera convencional, o detrás y elegir una transmisión en V. Pues bien, esto no es un problema, la transmisión Sail Drive también se puede montar a proa del motor, si bien sería más correcto decir que el motor puede quedar a popa de la transmisión pues en la mayoría de los casos la cola se puede instalar girada 180 grados. Entre las marcas que montan Sail Drive citaremos Bénéteau, Comet, Dufour, Grand Soleil, Hanse, J Boats, Jeanneau, Najad, Ro, Sailart o Sumbeam. Y entre los fabricantes de motores citaremos a Lombardini, Solé Diesel, Steyr Motors, Vetus, Volvo Penta o Yanmar.

Puntúa el artículo
- Puntuación media 3/5 (199 votos)




Para identificar tus comentarios regístrate o accede si ya eres usuario.

Aviso legal - Acerca de - Contacto - Política de privacidad - Mapa Web - MC Ediciones - Passeig Sant Gervasi, 16-20 08022 - BARCELONA