Volver

Portada » Crucero práctico » Crucero práctico » Preparación de una travesía: Un pequeño prontuario

Etiquetas

Barco   CRUCERO   equipo   nautica   puesta a punto   revision   travesia   yate  

Preparación de una travesía: Un pequeño prontuario

Yate nº 505

ComentarEnviar a un amigoImprimir Textos  Isidro Martí 

1. Puesta a punto básica para un travesía2. Equipamiento básico a revisar

cerrarEnviar este artículo a un amigo:

Datos de tu amigo:

Tus datos (para poder indicar quién se lo manda):

Tener el barco listo requiere una puesta a punto que muchas veces no hemos hecho. Lo cierto es que para salidas diarias no nos preocupa demasiado. Si queremos preparar una travesía la cosa cambia, y es una buena oportunidad para revisar listas. Proponemos a continuación un sistema de puesta a punto sencillo y esquemático, que nos ayude a no olvidarnos de nada.

El supuesto es que estamos preparando una travesía, y que además aprovechamos para tener todo a punto en caso de que queramos tener el barco listo para soltar amarras en poco tiempo. Podríamos empezar haciendo lista de los puntos que no se nos han de olvidar:

Velas


Izaremos y arriaremos las velas, comprobaremos sus costuras, los patines de la mayor, los ollaos de los puños y el estado de las drizas y las escotas, que no muestren desgaste o roturas. También se revisará el enrollador de génova. Si se llevan velas en sacos se desplegarán sobre el muelle y se comprobará su estado.

Toldos


Se revisarán los toldos, el bimini, sus costuras, cremalleras y cierres.

Motor


El motor principal tiene que estar al día de revisiones, cambio de aceite y filtros de combustible. También se comprobará el aceite del inversor. Se mirará el nivel del agua y el estado de las correas del alternador. Se limpiará el prefiltro de entrada de agua de mar. También se revisará el motor fueraborda. Nos aseguraremos de llevar combustible y aceite para el mismo, así como agua de refrigeración y aceite para el motor principal. Es importante ponerlos en marcha y comprobar que refrigeran bien y que dan carga a las baterías. Si se dispone de generador se le aplicará la revisión pertinente, además de ponerlo en marcha.

Maquinilla de fondeo y maniobra


Se utilizará la maquinilla, y se revisará el ancla así como la cadena, sus grilletes y pasadores. Se utilizará el mando, la manivela, el freno y el embrague.

Baterías


Se comprobará el sistema de carga de las mismas, con la toma a tierra si se puede, mediante el cargador, arrancando el motor con el alternador y usando el generador. Se comprobará que mantienen la carga. También se realizará una inspección visual para comprobar que están en buen estado, bien estibadas y sus bornes no están sulfatados.

Instalaciones y equipos


Piloto automático: Se pondrá en marcha y se probará navegando. Comprobaremos que su rumbo coincide con el de la electrónica.
GPS y Plóter: Además de comprobar que funciona, nos aseguraremos de que disponemos de la información de la zona donde queremos navegar.

Navegación


Se revisarán las luces de navegación y fondeo, proyector de cubierta, así como la luz de compás y de los aparatos electrónicos. Se preparará un juego de bombillas de recambio. Se comprarán las cartas, derroteros y libros de faros de la zona donde se navegará. Se equipará la mesa de cartas del material necesario: transportador, compás, lápiz, goma y regla. Se revisará la travesía y sus avatares de navegación y meteorológicos.

Cargador: El cargador nos transforma la corriente de tierra de 220 voltios a los 12 voltios necesarios del barco. Comprobaremos que da carga. Revisaremos el enchufe a tierra, en su conexión externa y del barco, que está bien sujeta, sin sulfatación ni quemaduras. Si disponemos de circuito de 220 voltios dentro del barco utilizaremos los enchufes.
Nevera: Limpiaremos la nevera, la ventilaremos y la pondremos en marcha varios días antes de la salida. Se puede cargar con previsión para soltar amarras con las bebidas frías.
Generador: Se le dará el mismo tratamiento que al motor. Se comprobarán filtros y se llevará al día en el cambio de aceite. Se arrancará y comprobará que da carga. Se revisará especialmente su batería de arranque, ya que muchas veces está aislada de la de servicios y puede que de la de arranque de motor.
Potabilizadoras: Las potabilizadoras tienen un mantenimiento de filtros y de membranas que ha de estar al día. Se comprobarán. A poder ser, en una travesía anterior se arrancarán y se revisará todo el circuito de toma, vertido y carga al tanque para ver que no existen pérdidas.
Sistema de agua dulce: Se utilizarán todos los grifos de agua dulce, se comprobará el agua caliente si se dispone de ella. Normalmente el agua caliente del barco viene de un intercambiador de calor del motor y/o de una resistencia de 220 voltios cuando se está conectado a tierra. Se comprobarán los dos sistemas.
Aseos y agua salada: Se pondrán en funcionamiento los W.C., se comprobarán las bombas y nos cercioraremos de que no tienen pérdidas. Se revisará el tanque de aguas negras, que no filtre olores ni tenga escapes.
Bombas de achique y vaciado de aguas grises:Se pondrá en marcha la bomba de achique de sentina eléctrica. Se comprobarán las manuales, si se dispone de ellas. Se comprobará que los mangos están en su sitio. También se revisarán las bombas de presión del agua dulce, y las de vaciado de aguas grises de las duchas y aseos. Es importante limpiar los filtros que suelen haber en estas instalaciones para limpiarlos de pelos y restos.
Tanque de aguas grises: Algunos barcos achican las aguas grises directamente al mar, pero otros vuelcan las aguas a un tanque que a su vez se achica, ya sea manualmente o automáticamente. Se comprobará su funcionamiento. Luces interiores: Se encenderán todas las luces interiores, y se comprobará el buen funcionamiento de todas las conexiones del panel eléctrico de la mesa de cartas: equipo de música, fondeo, electrónica, piloto automático, nevera, bomba de achique, bomba de presión de agua. Se revisarán los voltímetros y amperímetros sobre el estado de carga de las baterías, los niveles del tanque de combustible y los de agua. Se realizará una inspección visual de los mismos para detectar pérdidas. Se accionará el conectador de baterías y las diferentes conexiones en paralelo si existen.
Invertidor: Cada vez es más común, en barcos grandes, el sistema de invertidotes que convierten 24 voltios en 220. Se comprobará su funcionamiento.
Bocina: Se realizará una inspección visual de la bocina, para ver que no tiene pérdidas o que son las normales si es una clásica con prensaestopas. En este caso se comprobará su presión y el buen estado del prensaestopas. En caso de tener bocinas secas o transmisión con colas en el motor, la sentina ha de estar seca y limpia de aceites y combustible u otras líquidos.
Sentina del barco y sentina del motor: Las sentinas nos dirán si se nos ha escapado durante las revisiones alguna pérdida, nos dirán si es de aceite, combustible o agua dulce. Han de estar limpias de restos que puedan atascar las bombas. En caso de que dispongan de flotadores que las automatizan, estos flotadores han de estar también limpios, libres de residuos u objetos que los atasquen y que eviten su buen funcionamiento.
Cocina: Pondremos en marcha la cocina, todos los fogones y el horno. Revisaremos el estado del cardan y su sujeción. Miraremos si los tubos de la instalación de gas están caducados. Inspeccionaremos visualmente el cofre exterior de la bombona de gas, su aspecto externo, el grifo y las diferentes llaves de paso, para ver que no están clavadas, ni oxidadas ni rotas.

1. Puesta a punto básica para un travesía2. Equipamiento básico a revisar

Puntúa el artículo
- Puntuación media 3/5 (171 votos)




Para identificar tus comentarios regístrate o accede si ya eres usuario.

Aviso legal - Acerca de - Contacto - Política de privacidad - Mapa Web - MC Ediciones - Passeig Sant Gervasi, 16-20 08022 - BARCELONA