Volver

Portada » Astilleros » Astilleros » JEANNEAU MERRY FISHER 725 HB: CUERPO DE PESCA, ALMA DE CRUCERO

JEANNEAU MERRY FISHER 725 HB: CUERPO DE PESCA, ALMA DE CRUCERO

Yate nº 501

ComentarEnviar a un amigoImprimir Textos  E. Díaz 

1. Jeanneau Merry Fisher 725 HB2. Ficha técnica

cerrarEnviar este artículo a un amigo:

Datos de tu amigo:

Tus datos (para poder indicar quién se lo manda):

La Merry Fisher 725 HB es la última incorporación de Jeanneau a su línea de embarcaciones para pesca. A esa tipología responden su estética y su exteriores, pero su cuidado interior ofrece el equipamiento y el espacio suficiente para realizar pequeños cruceros en familia.

La Merry Fisher 725 HB es el último modelo construido por Jeanneau de esta gama de barcos pensados para la pesca deportiva. Junto a la Merry Fisher 705 IB es la gran novedad de esta marca del astillero francés que ya disponía de otras siete embarcaciones tipo pilotina cuyas esloras están comprendidas entre los 5,22 y los 9,76 metros. Como muchas de las Merry Fisher, que tienen más de una versión –Cabin, Marlin y Cruiser-, en un futuro próximo la 725 se ofrecerá con variantes respecto al prototipo presentado en Hyères. Y este no es un dato irrelevante ya que estamos hablando de un barco muy particular que pretende cumplir con una doble función, pesca y crucero costero, en una eslora donde las estrecheces no permiten hacer milagros. Sin embargo, y más allá de las limitaciones que imponen los siete metros y 15 centímetros, cualquier armador que sueñe con hacerse al mar en un barco económico y versátil encontrará en ella un buen comienzo de singladura.

TODO PARA LA PESCA
La distribución de los espacios exteriores de la Merry Fisher 725 es la habitual en esta tipología. La bañera, que será el espacio más utilizado, exhibe una borda elevada con regala de teca y cañeros incorporados en cuyo interior se han dispuesto asientos en popa, a estribor y en la parte de proa de estribor. Todos tienen cojines desmontables para ser utilizados en los momentos de relax y dejar la zona libre cuando se pesca.
En el suelo hay un gran cofre en cuya tapa se ha dispuesto un tintero para el pie de la mesa exterior. A diferencia de otros modelos de la gama en estas Merry Fisher la bañera desagua a través de imbornales en cada banda con lo que se evita la acumulación de agua de lluvia o baldeo en la zona. En cuanto a la popa, hay que destacar la ergonomía, tanto para solventar los aspectos que tienen que ver con el baño de mar como con la subida de capturas.
Para el primer tema una puerta en el respaldo del asiento de popa de babor permite llegar a la plataforma. Y en ese mimo lado, bajo una tapa está la escalera de baño. Para los trabajos de pesca como para trabajos en el motor fueraborda se ha dispuesto otra puerta en el respaldo del asiento central. Hay que resaltar que toda la popa está integrada en la construcción del casco con un braquet central para el motor en un nivel inferior. En el extremo opuesto, la cubierta de proa se destina básicamente a la maniobra de fondeo, con una gran tapa del pozo de anclas donde se ha instalado un winche opcional.
El balcón es semiabierto con cornamusas a ambos lados del pozo. Los pasillos laterales tienen la anchura suficiente como para llegar de un extremo a otro del barco sin problemas gracias, también, a los pasamanos del tejadillo de la caseta.

MÁS QUE SALIDAS DIURNAS
El puesto de gobierno queda separado por una doble puerta corredera que da paso de la 725 de pesca, la exterior, a la 725 de crucero. Esta Merry Fisher se vale, más que ninguna otra de la gama, de esa doble puerta de cristal para crear un espacio donde incorporar elementos de confort para el crucero con astutas soluciones.
El patrón dispone de un asiento individual fijo frente a un puesto de gobierno presidido por un timón de madera. Los instrumentos de motor eran los únicos instalados en la embarcación probada por lo que el panel de madera puede acoger algún accesorio de electrónica. El compás está ubicado sobre el tablero centrado respecto a la rueda. Hay un apoyo de plástico para los pies, que permite gobernar bien de pie o sentado, y los mandos del motor están ubicados adecuadamente entre la consola y el asiento en la pared interna de la caseta.
La visibilidad es adecuada tanto si se gobierna sentado como si se lo hace de pie. El sentido práctico prevalece en estos interiores. Sólo traspasar la puerta que separa la bañera sorprende como el astillero ha creado una cocina en un mueble de medio metro por 20 centímetros. A simple vista se ve un grifo sobre un una tapa de madera que esconde el fregadero tras el asiento del patrón.
Al plegar el mismo contra la consola se ve como todo el hueco es una pileta donde ya es más fácil el trabajo de limpieza. La sorpresa no termina allí. Una tapa contra la pared de la caseta se vuelca y aparece un fogón donde se podrá calentar un café, cualquier comida traída de casa, o preparar lo que la imaginación y un único fuego permitan. En la banda de babor hay dos sillones enfrentados, uno mirando a popa y otro a proa, con una mesa de por medio. La tabla tiene dos posiciones, la mencionada como mesa y una más baja para convertir la zona en cama.
El sillón de popa tiene dos ingeniosas soluciones. Justo debajo de él se ha instalado una nevera eléctrica, y detrás de su respaldo, en un hueco tallado en la fibra se puede estibar la mesa exterior con su pie. Un escalón da paso a la cabina propiamente dicha. Hay una gran litera de forma trapezoidal en proa que se ha dispuesto diagonalmente siguiendo la forma de babor del casco, el mamparo de proa y la parte más adelantada del lado de estribor.
Si bien esta solución crea una cama de menores dimensiones que la clásica en V que se puede complementar con un suplemento para convertir en cama toda la superficie disponible, su forma permite dejar libre una superficie en estribor, debajo de la consola del puesto de gobierno, en la que se ha instalado un gabinete de aseo completo. Algo sin dudas novedoso en un barco de tan limitada eslora. Hay luces de lectura, espacio de estiba bajo las colchonetas, estantes perimetrales y un interesante espacio para guardar las cañas y otras artes de pesca a babor.
La iluminación llega a través de la puerta de acceso y se complementa con un pequeño portillo. En toda la cabina prevalece el contramolde que sólo es interrumpido por algunos estantes y un armario de madera.

1. Jeanneau Merry Fisher 725 HB2. Ficha técnica

Puntúa el artículo
- Puntuación media 3/5 (373 votos)




Para identificar tus comentarios regístrate o accede si ya eres usuario.

1 comentarios a "JEANNEAU MERRY FISHER 725 HB: CUERPO DE PESCA, ALMA DE CRUCERO":

  • Albera dice (11 / 09 / 2008):

    Hola: Alguien ha navegado ya con la merry fisher 725?

Aviso legal - Acerca de - Contacto - Política de privacidad - Mapa Web - MC Ediciones - Passeig Sant Gervasi, 16-20 08022 - BARCELONA