Volver

Portada » Opinión » Roladas » CINCO AROS... ¿CINCO OROS?

CINCO AROS... ¿CINCO OROS?

Yate nº 503

ComentarEnviar a un amigoImprimir Textos  C. Pich 

1. Roladas

cerrarEnviar este artículo a un amigo:

Datos de tu amigo:

Tus datos (para poder indicar quién se lo manda):

legan de nuevo unos Juegos Olímpicos, y con ellos el tormento de tener que responder al continuo pronóstico sobre las posibilidades de nuestro equipo. Este año tampoco es nuevo escuchar en boca de sus responsables los tópicos de siempre “Nunca antes habíamos tenido un equipo tan fuerte como el de esta edición”.
Y repasas la lista y ves que sí, que son muy buenos, como se supone deben serlo nuestros máximos exponentes en vela olímpica. Y también, como casi siempre, hay alguna clase que suena a relleno, en el sentido que se antoja casi un imposible que logren una medalla. Pero, aunque en algún caso sea difícil pasar por alto esta eventualidad, tampoco sería justo no ser benevolentes. Y el tema de los pronósticos, siempre complicado, me resulta especialmente difícil cuando la pregunta sobre el tema, cargada de ironía, sale de algún periodista extranjero supuestamente muy ducho en crónicas e informaciones de aros, que te mira incluso con suficiencia cuando le dices: “No, no voy a China”.
Pero no puedo evitar volver a darle vueltas a las opciones de nuestros regatistas. Hace un par de meses les contestaba que tal vez dos, pero últimamente les digo que no me extrañaría que nuestro equipo pueda igualar el hito de Barcelona 92, más en cuanto al número de podios que a los cuatro oros y una plata que entonces se colgaron nuestros regatistas del cuello.
Ante su sorpresa les digo que se miren las clasificaciones de la ISAF y los últimos campeonatos disputados. Todos aceptan las opciones de Iker Martínez y Xavier Fernández en 49er, el buen hacer de Marina Alabau e Iván Pastor en tablas, el respeto a Rafa Trujillo aumenta al explicarles su sacrificio en la dieta para repetir medalla en Finn, y nadie descarta a Fernando Echavarri y Antón Paz en el Tornado… Entonces me los quedo mirando y saco la estrategia gallega: “¿Tú cuántas medallas dirías que van a ganar los españoles?”. Me encanta dejar que sean ellos quienes le den vueltas y vueltas al asunto, mientras me despisto un rato con cualquier excusa.
¿Y por qué no cinco? Ellos y ellas las merecen, y aunque no fuera así da igual. Ojala las ganasen en todas las clases… pese a ser un reflejo ficticio de la situación de la vela ligera en nuestro país. Pero esa es otra Rolada.

CINCO ESTRELLAS
Cuando estoy en una regata, presto mucha atención a la actuación del comité de regatas. A veces como “sufrido” regatista, otras en tanto que periodista. Creo que es una parte muy importante en la competición, y que al igual que los árbitros de fútbol, baloncesto u otros deportes, no abundan los buenos comités de regatas. Una cosa es que las regatas salgan aceptablemente bien, entre otras cosas porque no haya roles y no se desvíen mucho del eje del viento al montar el recorrido, e incluso a pesar de que la salida esté mal montada, y otra darle una puntuación de excelente a un determinado comité. Nada mejor que evaluar en el tiempo a un comité para tener una base justa, pues todos podemos tener un mal día o incluso una mala racha, o tener un momento de suerte que empañe nuestra mediocridad. Y en eso estaba en la MedCup, cuando embarqué dos días en el barco del comité.
Pude ver un comité de regatas atípico, tanto por el espíritu de equipo que reina en su trabajo, como por la calidad de la mayoría de sus miembros. Tener mucha tecnología a bordo es bueno, fantástico si ello conlleva una mayor información que permita decidir con más fundamento, pero al final te percatas que la ronda de informaciones de los distintos balizadores cantando su viento es lo que decide, si se pasa información buena y ésta se administra con sentido común y buen hacer.
El primer día interrumpieron el primer procedimiento de salida, cuando no hubiera sido estrictamente necesario, tratándose de una regata costera y de una posible variación del viento de apenas 10-15 grados. En mi segundo día, con un fortísimo mistral supieron parar la jornada a tiempo y enviar a la flota a puerto esperando noticias, mientras el comité se quedó más de dos horas en el campo de regatas controlando en directo la evolución del viento, cuando estaba casi cantado que no iba a bajar lo suficiente. Me gustaron sus aciertos, pero especialmente su actitud, que si bien ya había podido observar durante unas 20 pruebas esta temporada, tuve la ocasión de vivir in situ. Un sobresaliente para María Torrijo, jefa del comité de regatas de la MedCup, y a todo su equipo.

1. Roladas

Puntúa el artículo
- Puntuación media 3/5 (64 votos)



Para dejar un comentario regístrate o accede si ya eres usuario.

Aviso legal - Acerca de - Contacto - Política de privacidad - Mapa Web - MC Ediciones - Passeig Sant Gervasi, 16-20 08022 - BARCELONA

Publicaciones online de MC Ediciones, S.A.MC Ediciones

© 2008 MC Ediciones, S.A. | Powered by Newcomlab